MOTOCAMP MOTORBEACH

 

MOTOCAMP MOTORBEACH

Dejando huella, de pisadas traviesas, en asfaltos dispersos, de curvas de gravilla suelta, en lo alto de picos de inagotable belleza.

Venidos de cada rincón de España, sin desgaste con todo el animo innato, quizás conducidos por las ganas de repetir experiencia.

Dejándose empapar de aquellos que ya narran historias del pasado, de una u otra manera, unidos todos por las ganas.

 

Las ganas de vivir nuevas experiencias, de compartirlas, de reírnos a boca abierta, de rodar junto a nuestros semejantes, ya amigos, hermanos, cercanos, unidos por siempre en el recuerdo más próximo.

Es curioso que en conversaciones pasajeras se pueda unir uno que comparte historias similares, pero no iguales, la sensación de fraternidad es contagiosa.

                 

Este ha sido un fin de semana de nostalgia por encima de todas las cosas, nostalgia de los viajes que para muchos les ha cambiado la vida, les ha marcado muy dentro.

Desde el Himalaya, ruteando por la cima del mundo, con su tráfico encadenado, quizás el más caótico del planeta, salir de esta aventura con los dos pies firmes, es ya de por sí una aventura cojonuda.

                  

 

                 

La Ruta 66 con días de intenso calor donde más de uno sufrió la increíble hazaña de cruzar la ruta a tropecientos grados, en carreteras de rectas inalcanzables.

«Restán 20 millas» que parecen nunca tener fin, todas estas anécdotas hacen que los viajes, sean experiencias de naturaleza arriesgada, con eventos inesperados y eso amigos/as es enriquecedor.

Foto: Jordy Toraño

 

 

ASTURIAS EN RUTA

En la bienvenida teníamos cervezas frías, conversaciones inagotables en el abrigo de la noche de Salinas, la ciudad del Surf, a riesgo de enfriar demasiado las ideas mantuvimos el tipo hasta bien avanzada la noche.

El sábado despejado, un día indudablemente perfecto para rutear por el interior de Asturias,  por la costa, Cudillero, Faro de Cabo Vidio…

                    

De los muros del mar cantábrico a el interior montañoso del occidente asturiano, Salas, Belmonte de Miranda, donde el viaje torno a su fin con una buena ingesta de comida asturiana.

En la noche ya recogidos por la lumbre de baja intensidad, navegamos por las impresiones de un día completo, un recorrido imperfecto que pronto repetiremos.

Agradecido a todos/as por vuestras historias, vuestra amabilidad y buen hacer, los consejos han de cogerse como son, sabiduría popular compartida desde lo más hondo.

A ritmo de mis latidos
Foto: Tony Prat

 

 

MOTOCAMP

Los Motocamp no tienen fecha de caducidad, si no todo lo contrario, en próximas fechas nos introducimos de nuevo por las carreteras asturianas, en colaboración con La escuela de Surf Las Dunas .

Foto: Carlos Sotillo

Aderezados con sesiones matutinas de buen surf y la ya tan laureada gastronomía asturiana, una nueva oportunidad de empaparnos de la cultura celta del norte de España.

Motocamp

Abril será el mes para viajar a la Patagonia, 11 días por la Carretera Austral probablemente más bonita del mundo para hacer en moto, inolvidable viaje al fin del mundo, cargado a muy seguro de relatos memorables.

 

Queremos por tanto afianzarnos como un nuevo movimiento de libertad sin tapujos, sin etiquetas. FreeBikers inconformistas en estado solido, somos de espíritu rebelde.

«Un mundo sin rebeldía, se hundiría en la obediencia ciega y carecería de creatividad»

Mi reflejo el tuyo Tony Prat

Fotos cedidas por: Tony Prat-Carlos Sotillo-Jordy Toraño